Servimoving | Empresa de Mudanzas Barcelona

Mudanzas y adaptación, cómo los niños enfrentan cambios de residencia

Las mudanzas pueden tener un efecto significativo en los hijos, ya que implica un cambio de entorno y rutinas familiares. Este proceso puede generar emociones como ansiedad, tristeza o confusión en los niños. 

Es importante abordar este tema de manera cuidadosa y considerar estrategias para ayudar a los hijos a adaptarse a esta nueva situación. 

Una de las formas en que las mudanzas pueden afectar a los hijos es mediante la interrupción de su estabilidad emocional y social. 

Los niños pueden sentirse inseguros o perdidos al dejar atrás su hogar y amigos. Es fundamental brindarles apoyo emocional, escuchar sus preocupaciones y explicarles el motivo de la mudanza de manera clara y comprensible para ellos.

 

Haciéndolo fácil

Si son decisivas las razones por las que debes cambiar de residencia, incluye en estas razones a los hijos. Hazle saber cuáles son, y pídeles que te ayuden a escoger el sitio al cual se cambiaran.

Intenta visitar las diferentes zonas llevándolos contigo. Busquen colegios o universidades que sean buenas opciones para ellos, y también sitios de esparcimiento.

De esta manera no vas a cambiar la tristeza por lo que dejan, pero si pueden ver las ventajas, les será más sencillo enfrentar el cambio.

Repasemos algunas cosas que podemos realizar para que el cambio afecte de la mejor manera a nuestros hijos.

Comunicación abierta

Es importante hablar con sus hijos sobre la mudanza y escuchar sus preocupaciones. Explícales las razones detrás de la mudanza y asegúrese que estarán allí para apoyarlos durante todo el proceso.

Involucrar a los niños en la planificación

Permita que sus hijos participen en la planificación de la mudanza. Esto puede incluir empacar sus propias pertenencias, elegir colores para su nueva habitación o visitar la nueva casa antes del traslado. 

Escoger el colegio al cual asistieron, mostrarle los centros deportivos de la zona, son algunas de las cosas en que puede ver un cambio favorable. Esto les dará un sentido de control y pertenencia.

Mantener rutinas y estructura

Durante la mudanza, es fundamental mantener las rutinas diarias tanto como sea posible. Esto ayudará a los niños a sentirse más seguros y estables. Establezca horarios regulares para las comidas, el tiempo de juego y el sueño.

De esta manera, los hijos podrán sentir que el cambio de residencia es solo eso, cambiar de casa. Pero la familia, y su estructura de funcionamiento, seguirá siendo la misma.

Explorar la nueva área juntos

Una vez que se hayan mudado, tómese el tiempo para explorar la nueva área con sus hijos. Visiten parques, bibliotecas y otros lugares de interés. Esto les ayudará a familiarizarse con su nuevo entorno y a sentirse más cómodos.

En cada sitio que visiten, resalten las cosas positivas, y cómo pueden servir de provecho.

Establecer nuevas amistades

Anime a sus hijos a hacer nuevos amigos en su nueva comunidad. Puede inscribirse en actividades extracurriculares, deportes o grupos comunitarios donde puedan conocer a otros niños de su edad.

Apoyo psicológico

Si explicando la situación y haciéndolos partícipes de las decisiones, aun notas que se avecinan tiempos difíciles para ellos, la sugerencia es la búsqueda de apoyo psicológico.

Recordemos que los hijos, especialmente los preadolescentes y adolescentes, dan extrema importancia a su grupo de amigos y entorno relacional.

Asistir a un profesional que les dé herramientas para enfrentar el cambio, y los haga entender lo positivo del cambio, les va a ayudar a superar la situación a todos.

De esta manera pueden aprender a adaptarse a situaciones nuevas, desarrollar habilidades de resiliencia y fortalecer los lazos familiares. 

Recuerde que cada hijo es único, y cada uno de ellos puede enfrentar la mudanza de manera diferente. 

Sea paciente y comprensivo con sus hijos durante este proceso, y evite compararlos entre ellos, o minimizar su apatía por el cambio.

Con el tiempo y el apoyo adecuado, la adaptación a la mudanza puede convertirse en una experiencia enriquecedora para toda la familia.

Una mudanza puede ser desafiante, especialmente para los hijos, quienes no ven razón ni necesidad del cambio.

También es una oportunidad para crecer, y permitirles aprender cosas nuevas y enfrentar nuevos desafíos.

Aprender y encontrar la belleza en el cambio, es una tarea que nos coloca como padres en verdaderos guías, llevando a nuestros hijos de la mano y con mucha paciencia.

Utiliza estos consejos para hacer de tu mudanza una experiencia positiva y emocionante, y hazle ver a los hijos que cada mudanza es un nuevo capítulo en la vida y una oportunidad para crear recuerdos inolvidables.

¡Disfruten del viaje y abracen las emociones que este nuevo comienzo les traerá!

 

Servimoving te ayuda en tu mudanza

Scroll al inicio
Ir arriba

"TE LLAMAMOS, DÉJANOS TU NÚMERO"

Déjanos tus datos y un asesor comercial se pondrá en contacto contigo para realizar tu presupuesto o resolver cualquier duda qua tengas.

¡Recibe tu presupuesto en 5 minutos!

...también puedes contactarnos